La Congregación de los Hermanos Maristas de la Enseñanza se fundó en Francia el año 1817, por el sacerdote San Marcelino Champagnat, quien le dio esta misión a los hermanos, “Proclamen la palabra de Dios a los jóvenes, en especial a los más desatendidos”, partiendo del principio de que para educar a los niños y jóvenes primero hay que amarlos.

Actualmente la obra marista se ha extendido por todo el mundo, estando ahora presente en los cinco continentes y en 74 países, a saber:

Oceanía

Asia

Africa

América

Europa